Consultoría: 635 848 570
info@denbogestion.es
|
Formación: 635 848 570
info@gidformacion.com

Gestión Integral Denbo Blog

7 may 2016

La información preventiva que damos a los jóvenes

/
Posted By
/
Comments0

Los jóvenes menores de 25 años constituyen la fuerza laboral del futuro. Cada año, miles de jóvenes se incorporan al mundo laboral o afianzan su formación y capacitación mediante contratos o periodos en prácticas como parte de sus estudios de formación profesional.

Pero, ¿cuál es su punto de partida en su actitud frente a los riesgos laborales que ya han “estudiado” como parte fundamental de sus itinerarios formativos?

El día 28 de Abril se celebró el día Mundial de la Seguridad y Salud, y con objeto de concienciar y sensibilizar a los jóvenes sobre los riesgos presentes en diferentes trabajos, organizamos, en colaboración con un centro de Formación Profesional, una jornada de difusión en PRL en la que unos 100 alumnos fueron rotando por diferentes talleres en los que de forma participativa tratamos sobre:

Siniestralidad Laboral, como toma de contacto con la realidad de las cifras: número y tipología de accidentes y Enfermedades Profesionales.

Higiene Industrial, con objeto de dar a conocer la presencia de riesgos no tan visibles pero con efectos a largo plazo.

Ergonomía, dando pautas prácticas de prevención de lesiones musculo esqueléticas en determinados puestos asociados a distintas familias profesionales.

Gestión del estrés, mediante la introducción al conocimiento de las emociones, sus consecuencias en el trabajo y en la relaciones laborales.

Seguridad en Máquinas y Equipos de Trabajo, con la intención de visualizar los riesgos propios de la utilización y del entorno en que se manejan.

Interesante y amena jornada, con la participación de 5 profesionales de la Seguridad y Salud de DenboGestión/GiD Formación, que aportamos nuestra visión y experiencia con el animo de enriquecer a la próxima generación de trabajadores, y que esperamos les sea útil en algún momento.

Pero también de ellos recibimos diferentes sensaciones, algunas de las cuales nos deben hacer reflexionar:

En primer lugar, la tolerancia, entendida como nivel de admisión a los accidentes y lesiones. En repetidas ocasiones pudimos escuchar frases como:  “es normal que un cocinero se queme…”, “es normal que si trabajo con una máquina me salten virutas de metal a la cara o me haga cortes en las manos..”, y otras afirmaciones similares.

En segundo lugar, la sobregeneralización, con reglas creadas a determinados hechos no generales: “si me niego a hacer lo que me manden aunque me pueda matar…me echan de la empresa…” y otros pensamientos que transmiten que el “trabajador” no tiene control sobre nada y está indefenso y desamparado a merced del empresario…o…“la culpa siempre va a ser del trabajador…la empresa siempre tiene las de ganar…”

La mayoría de ellos no ha tenido experiencia laboral, por lo que ¿de dónde vienen esas afirmaciones tan arraigadas en ellos? ¿es inercia? Existe la transmisión de “memoria” a través del ADN, tal y como afirman algunos estudios científicos?

Quienes trabajamos para la Prevención de los Riesgos laborales hemos de ser conscientes de que Crear cultura preventiva es educar para crear conciencia, adoptar nuevas conductas y una actitud responsable y de respeto por la protección de las vidas, el entorno, por las futuras generaciones; cultura de la prevención implica una actitud colectiva que solo puede construirse mediante un largo proceso social, y en ello debemos invertir en el cambio a largo plazo, para que en la futura generación se pueda visualizar ya el cambio.

Uno de los propósitos de la Ley 31/95, Ley de Prevención de Riesgos Laborales es «fomentar una auténtica cultura preventiva, mediante la promoción de la mejora de la educación en dicha materia en todos los niveles educativos, involucrando a la sociedad en su conjunto y constituyendo uno de los objetivos básicos y de efectos quizás más trascendentes para el futuro de los perseguidos por la presente Ley».

20 años después de su entrada en vigor, ¿cuánto nos queda por hacer? padre e hijo

 

 

Leave a Reply